Obesidad y ejercicio

Hablamos esta semana de la obesidad, una enfermedad muy presente en la sociedad de los países desarrollados que se cobra la escalofriante cifra de alrededor de 2,8 millones de vidas al año en todo el mundo.

¿Qué es la obesidad?

Se define como una acumulación anormal o excesiva de grasa. Dentro de esta diferenciamos a grandes rasgos dos grados según importancia:
– El sobrepeso: Cuando el IMC (índice de masa corporal) es igual o superior a 25.
– La obesidad: Cuando el IMC es igual o superior a 30.

¿A qué es debida?

La obesidad o el sobrepeso se deben sobre todo a una incorrecta alimentación y a la inactividad o sedentarismo y se producen básicamente por un desequilibrio entre las calorías consumidas y las calorías que quemamos.
Con ella se suelen desarrollar enfermedades secundarias como la diabetes, la hipertensión, enfermedades coronarias e incluso determinados tipos de cáncer.

¿Cómo prevenir o combatir la obesidad?

– Cuida tu alimentación: Por una parte lo fundamental será llevar una dieta sana, libre de grasas y alimentos procesados. En muchas ocasiones será necesario acudir a un nutricionista, que ayudará a seguir unas pautas y a corregir todos aquellos hábitos nocivos.

– Haz ejercicio: Por otra parte será de igual importancia realizar algún tipo de actividad física, que no solo proporcionará un mayor desgaste de calorías, sino que ayudará a fortalecer la musculatura.

Ahora bien, es conveniente saber que la actividad física, en caso de comenzar a realizarla, debe iniciarse o retomarse de forma progresiva y que no cualquier ejercicio es bueno en estos casos.
Hay que tener en cuenta que las articulaciones están expuestas a una mayor presión debido al sobrepeso, por lo que lo más recomendable será, además de hacer algún ejercicio aeróbico sin impacto como andar o nadar, realizar ejercicios que fortalezcan el cuerpo evitado en todo momento la presión sobre las articulaciones.
En este caso el método Pilates resulta ideal, ya que consigue un fortalecimiento equilibrado y seguro de la musculatura evitando en todo momento estos aspectos negativos.